Isabela

Adoro a Isabela porque es linda, honesta, sencilla, subjetiva. No necesita palabras para entender. Sólo le basta una mirada.

Aunque parezca frágil, la fuerza que emana de su interior la enaltece. Con una mirada suya puedo definir mi vida. Me siento reflejado en los cristales negros que son sus ojos encerrados en aquellas pestañas largas y altivas.

Isabela es mi luz, el sendero por donde debo marchar. No existe nada que ella no conozca. Sabe todo, siente todo y al mismo tiempo se porta lejana, calla. No dice lo que piensa. Sólo en sus ojos puedo adivinar sus pensamientos. Pero aun la amo, recuerdo su sonrisa graciosa en todo momento y las ondas perfectas de sus cabellos negros como la soledad de la noche. No se conforma con amar como lo hace; busca nuevas formas que la lleven a descubrir cuánto más me puede amar y yo lo único que puedo y quiero seguir haciendo es adorarla…!

La Luna

La protagonista de esta noche es la Luna, aquella amiga a la que aprendemos a querer desde pequeños y que nos acompaña hasta el último día de nuestros días. La Luna… Cuánto se ha escrito sobre ella…! Cuántos enamorados se han amado bajo su tenue luz. Cuántos han llorado al recordar por medio de ella a un ser perdido, quizás para siempre. La Luna maravilló y seguirá encantando a todo por lo delicada y fuerte que puede ser. Es amor, es pasión, es alegría, es esperanza, es misterio, es nostalgia. Hoy luce radiante, completa y sé que dos personas en especial, la observan desde lugares geográficos distantes, pero sus corazones se hallan unidos por medio de esta luna de hoy, viernes 24 de diciembre. Sus almas están juntas cuando contemplan a la hermosa Luna que está engalanada, feliz y es su principal guardiana…

Nostalgia

La nostalgia es mi mejor amiga pero también mi enemiga. Se solaza viéndome reír y llorar al mismo tiempo. Se ha convertido para mí en un mal necesario, en la mujer de mis sueños. Una mujer a la que no puedo ver ni tocar pero a la que puedo percibir, hablarle sin ser interrumpido. Muchas veces es la mejor consejera. Otras veces, ni me escucha. Juega conmigo cuanto quiere y no le importa. Sabe que la amo y la necesito para vivir. Se disfraza eventualmente bajo el nombre de Saudade y cuando se enoja, me castiga llamándose Tristeza.

En días como hoy, la nostalgia se llama Saudade pero todavía no se convierte en Tristeza. Siento alegría por mi pasado feliz aunque ahora lo perciba distante de mí. Pese a todo, Nostalgia no es mala. Me hacer recordar con mucha precisión los momentos más relevantes de mi vida. Están guardados en el jardín de mi alma y basta tan sólo una palabra, un aroma, una imagen para que el aluvión de sentimientos que provoca determinado recuerdo, venga hacia mí, me invada por completo y en algunas ocasiones me haga derramar una lágrima acompañada de una sonrisa leve…

La Verdad

El artículo a continuación, lo escribí pensando en una persona cuyo nombre omito y que hasta ahora creo que se encuentra en una encrucijada, en un camino que parece que no tiene salida. Pero en fin, el texto puede ajustarse a cualquier persona que se sienta en circunstancias parecidas…

Sólo la verdad te hace libre. Si la desechas, se va con ella la libertad y quedas atado a la mentira, que es la peor carcelera; vigila tus pasos y está ahí para azotarte ante cualquier intento de libertad. Para matar a la mentira, recurre a la verdad, pero debes pagar un alto precio para recuperarla. No oses jamás taparla, pues la verdad es orgullosa y le encanta exhibirse mientras que a la mentira le encanta disfrazarse de la Verdad. Es mucho más fácil complacer a la mentira que a la verdad, pero la mentira te empobrece lentamente y muchas veces sin darte cuenta. Es como un cáncer incurable que hace metástasis mientras que la verdad te cuesta pero te hace libre. Mejora tu apariencia y te hace liviano. Con la verdad no necesitas hacerte querer… Eres libre de quedarte con la que prefieras: Verdad o Mentira, pero ya sabes los riesgos… ¡Cuidado! Ambas pueden lucir incorruptibles y confundirte. Lánzate a la ruleta y escoge: Sólo tienes una vez y te quedas con la que salga, pero no te preocupes, las elecciones son renovables. La verdad y la mentira con el paso del tiempo, crecen, se hacen más poderosas y más seductoras. Ve entrenándote con la verdad y la mentira ahora, porque las pruebas del futuro son más difíciles, no desperdicies las pistas que se te dan…

La Rigidez de la Vida

El siguiente relato fue inspirado en las vivencias de un gran amigo al que considero mi hermano:

La Vida los ha colocado en orillas diferentes luego de haber permanecido juntos durante mucho tiempo. Los conflictos que se han presentado los obligaron a decirse adiós aunque sus corazones no lo quisieran. Él debe estar con otra, intentar amarla; ella debe resignarse a la idea de haberlo perdido. Sus caminos se van abriendo de a poco y ahora se ven sólo de lejos. La neblina amenazante les impide mirarse por última vez y sólo les queda el amargo sabor de amarse sin poder estar juntos.

¿Qué es lo que me motiva a escribir?

¿Qué es lo que me motiva a escribir? Alguna vez alguien me dijo que lo hacía no por placer sino por angustia. Luego se explicó mejor y dijo que para mí era una forma de “arreglar” lo que la realidad (la dura y cruel realidad de nuestros países), me había negado: Un mundo mejor, donde podía hacer lo que quisiera, incluso burlarme de quien sea.

En realidad, esa es una razón fundamental. Escribir me hace libre y al ser dueño del papel y plasmar lo que quiera, me permito ser yo mismo. No existen miedos, complejos. Sólo mi mano agitada que trata de escribir con la rapidez con que mi mente le dicta. El mundo en esos momentos, no existe más. La soledad se vuelve mi compañera y a la vez la musa que me hace volar tan lejos para nutrirme con situaciones que escribiré para mis relatos (No pensar mal: No consumo drogas ni nada de eso).

La libertad con la que escribo me deja feliz, con un sabor dulce en la boca. Me siento grande, reconfortado, listo para una jornada más, siendo el hombre común que va a la universidad, que gracias a la escritura puede desahogar las penas que muchos desfogan en el alcohol, drogas o lo que sea. La escritura es mi pasión y el manantial donde me permito reposar. Allí no existe la angustia. Sólo mi bosque florido donde habitan todos los personajes de mis historias pasadas, presentes y futuras. Revolotean libremente mientras los observo y escribo para ellos situaciones a veces insospechadas.

Se puede comparar al vicio de escribir como jugar a ser Dios. Tengo potestad de dar vida o muerte a cualquier personaje. Manipulo situaciones para desencadenar otras. Soy dueño de mi mundo y eso me permite regresar a la realidad feliz, listo para resolver cualquier problema que se me presente.

Mi oficio de escritor es como la acción de jugar. Sigo siendo el mismo niño que jugaba con muñecos de guerra o monstruos creando historias fantásticas, sólo que ahora ya no juego con muñecos ni las historias que ahora escribo son tan irreales. Es una forma diferente de jugar pero es juego al fin y al cabo.

En fin, escribir, es un verbo maravilloso, igual de excitante que la palabra Saudade. Escribir es vida, fuerza, pasión, permite dar a conocer a como ves el mundo desde tu óptica y que algunos se identifiquen contigo. El escritor escribe ficciones que deleitarán a los lectores, permitiéndoles salir un poco de sus vidas cotidianas y adueñarse un poco de las vivencias de los relatos.

Algo más sobre mí.

Soy ecuatoriano (con orgullo), más precisamente de Guayaquil, estudio en la Universidad Casa Grande (UCG), Facultad Mónica Herrera. Curso el II semestre de Comunicación Multimedia. Tengo 18 años. Soy del signo Aries.

Soy un poco temperamental. Un amigo leal en quien se puede confiar y contar en las buenas y en las malas. No fumo, tomo muy poco y quizás mi principal característica es que no oculto nada, digo todo lo que pienso, aunque algunas veces eso me ha traído problemas… Pero no me importa, yo soy así.

Mi país favorito es Brasil y siempre estoy buscando más información sobre ese país. El amor hacia Brasil me llevó a aprender portugués, idioma con el que me siento muy ligado desde los 12 años. Hablo también italiano, más o menos inglés y ahora estudio francés.

Me encanta la música brasileña (Samba, Bossa Nova, Forró, Pop brasileño…)y aunque no me gusta la música anglo, cuando puedo, escucho Pink Floyd.

En mis tiempos libres, me dedico a escribir, actividad que realizo por placer desde que tenía 9 años. He escrito algunas novelas (no diré cuantas para no sonar poco modesto) y ahora estoy metido de lleno en una meganovela que ya lleva 780 páginas (Quiero sobrepasar las 1000). Para el futuro ya tengo dos novelas que deberé escribir entre el 2005 y 2006.

El cine es otra de mis pasiones. Espero algún día ser actor y director de cine, Tv y Teatro, para lo cual ya me estoy preparando. Ya fui a un taller de Dirección de Cine en Cuenca durante el Festival del Séptimo Arte que hubo en dicha ciudad el sábado 13 y domingo 14 de noviembre.

Soy un tipo responsable y obsesivo con todo lo que hago. Soy de aquellos que piensa que cuando hay que hacer algo, hay que hacerlo bien o sino es mejor no hacerlo (¿se entendió eso?).

Leo todo cuanto llega a mis manos. La lectura es un proceso importante para mí, ya que me nutre para luego escribir mis relatos. Hay temporadas en las que leo más y otras en las que no tanto. Antes eso me preocupaba, creía que nunca más querría volver a leer, pero afortunadamente son sólo etapas.

Bueno, concluyo mi descripción, ya que no me es fácil hacerlo, pero creo que he podido resumir lo más posible, cómo soy.

Quien Soy? (Quem Sou eu?)

Soy saudade, aquel sentimiento que en español llamamos nostalgia, que tantos recuerdos nos mueve y los sentimos dulces y amargos a la vez. Nada es totalmente dulce ni nada completamente amargo. La vida y todos los humanos somos así: Formados por muchas cosas, muchos elementos.

Por eso para escribir se necesita (siempre se tiene aunque no se quiera) Saudade, ya

que con ese sentimiento tan frágil y a la vez tan fuerte, podemos hacer rimas, expresar

aquello que no podemos verbalmente e incluso descifrar cosas que parecían imposibles

de entender.

Nostalgia, bella palabra en español, Saudade en mi segundo idioma, el portugués, Nostalgía en

italiano. En estos tres idiomas y al igual que en muchos otros, el sentimiento Nostalgia nos deja

un sabor agridulce en los labios. Es preciso aprender a canalizar la saudade para poder

escribir todo aquello que queremos y que puede ayudarnos a definir nuestra vida.