Nostalgia

La nostalgia es mi mejor amiga pero también mi enemiga. Se solaza viéndome reír y llorar al mismo tiempo. Se ha convertido para mí en un mal necesario, en la mujer de mis sueños. Una mujer a la que no puedo ver ni tocar pero a la que puedo percibir, hablarle sin ser interrumpido. Muchas veces es la mejor consejera. Otras veces, ni me escucha. Juega conmigo cuanto quiere y no le importa. Sabe que la amo y la necesito para vivir. Se disfraza eventualmente bajo el nombre de Saudade y cuando se enoja, me castiga llamándose Tristeza.

En días como hoy, la nostalgia se llama Saudade pero todavía no se convierte en Tristeza. Siento alegría por mi pasado feliz aunque ahora lo perciba distante de mí. Pese a todo, Nostalgia no es mala. Me hacer recordar con mucha precisión los momentos más relevantes de mi vida. Están guardados en el jardín de mi alma y basta tan sólo una palabra, un aroma, una imagen para que el aluvión de sentimientos que provoca determinado recuerdo, venga hacia mí, me invada por completo y en algunas ocasiones me haga derramar una lágrima acompañada de una sonrisa leve…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s