Bajar es lo peor

IMG_4568

La primera novela de Mariana Enríquez, una autora de la que ya he podido leer trabajos más recientes y con la que me siento muy identificado en su manera de describir los espacios y las situaciones. Puede ser poética y al mismo tiempo muy trash cuando pone voz a sus personajes. En esta novela tiene la maestría de hacer convivir un realismo sucio con el mundo de lo fantástico sin que se sientan como dos universos divorciados. Su escritura fluye a través de los breves capítulos que nos llevan a conocer la vida Narval y Facundo, ambos junkies de las noches de Buenos Aires. Son una suerte de vampiros que se alimentan entre sí. Facundo, un ángel caído, un héroe trágico hijo de las calles es el personaje por el cual todos los demás giren cayendo en su telaraña de seducción.

Leyendo sus páginas se puede respirar la Buenos Aires de fines de los 80 y de inicios de los 90. La imagen recurrente del Riachuelo, ese “río aceitoso” que al igual que sus personajes se encuentra detenido, estancado en un no tiempo. Enríquez describe de manera casi documental los escenarios de bares y clubes del micro centro porteño, el conurbano y el Palermo pudiente, ajeno para los personajes envueltos en sus propias adicciones. Aunque ciertas líneas puedan resultar reiterativas o muy románticas, Enríquez sabe darle vuelta a esos  momentos con un tratamiento ácido, a veces violento.

Como la misma Enríquez ha dicho, en esta novela se siente la clara influencia de My own private Idaho y Interview with the Vampire. Su obsesión por el mundo de las drogas, la vida nocturna, la homosexualidad y lo fantástico se reflejan en este primer trabajo literario de largo aliento. Los medios promocionaban a Enríquez como “la escritora más joven de la Argentina”, algo que la autora a sus 22 años no se lograba creer. No se imaginó el éxito que esta novela cosecharía.

Ahora mirando esta novela a la distancia y con la perspectiva de otros trabajos que leí de Enríquez, en Bajar es lo peor se pueden encontrar los cimientos para sus futuros trabajos como Cómo desaparecer completamente, Chicos que vuelven y en las antologías de cuentos Los peligros de fumar en la cama o Las cosas que perdimos en el fuego. 

Si tienen la oportunidad de conseguir esta novela, no la dejen pasar. Es Enríquez en estado bruto y puro.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s