Peli de Sábado por la Noche #15: Malèna (2000)

Poster.jpg

No es una película reciente, pero es una de esas cintas obligadas del cine europeo que no hay que dejar pasar. Una pequeña joya de Giuseppe Tornatore que, como casi toda su filmografía, transcurre en los hermosos paisajes del sur de Italia. En Malèna, al igual que su tan famosa Cinema Paradiso, Tornatore vuelve a la temática de la familia, los chismeríos entre callejones, las ansias desbordadas de los adolescentes de la zona y la nostalgia de un narrador que recuerda su pasado.

Malèna cuenta la historia de la mujer del mismo nombre, quien vive en el pueblo de Castelcutò, en Sicilia y queda sola luego de que su marido fuera mandado al África Oriental durante la Segunda Guerra Mundial. Malèna es una mujer atractiva que se resiste a ser una más del pueblo y con su libertad para elegir qué vestir y cómo lucir, pronto cae en las lenguas viperinas de las propias mujeres del lugar y en los ojos lujuriosos de los hombres que darían todo por estar con ella. Entre todos, destaca Renato (Giuseppe Sulfaro), un adolescente que desarrolla un amor platónico hacia Malèna y empieza a espiarla, sueña con ella. Su libido sexual gira en torno a la figura de Malèna, quien por su parte ignora todos los deseos que despierta en el chico.

malena-1

La película está narrada desde el punto de vista de Renato y Tornatore se mantiene fiel a esta elección durante toda la historia. Malèna es vista por los ojos de Renato en planos de generales a medios. Salvo en contadas ocasiones utiliza el primer plano, lo que le da a Malèna ese distanciamiento que es el que vive Renato hacia ella. La cámara se vuelve malena-renato.jpgtambién una espía de Malèna, de la mujer sensual, de la “libertina”, de la viuda repentina que debía llamarse al recato y no a la exhibición. Mónica Bellucci exhala toda su sensualidad en una Malèna que recuerda a sus antecesoras Sofia Loren, Ana Magnani o Gina Lollobrigida. Mujeres voluptuosas, de sangre latina, seductoras por naturaleza y no por elección. La nostálgica música de Ennio Morricone acompaña la vida de esta mujer encerrada en este pueblo que pese a ser hablador y fiscalizador de la vida ajena, es también un lugar pintoresco, de grandes charlas a pesar de la atmósfera gris en la época de la Italia de Mussolini.

Sin duda alguna, Malèna es una película perfecta para disfrutar un sábado por la noche.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s