Ligia

En un mar de noticias, entre relatos, poesías y canciones aun no escritas, encontrábase Ligia. La obsesión por las palabras y los significantes que con éstas se construyen la habían alejado físicamente del mundo cotidiano. No le hacía falta ya sentir el calor del sol, escuchar la voz de sus seres amados ni conocer nuevos parajes que le produjeran cambios en su interior. Todo estaba en sus textos, en aquellas palabras nerviosas, desesperadas, dolorosas en las que se entremezclan dos mil años de humanidad con sus vicios y virtudes.

Para qué el mundo exterior?? Se pregunta Ligia con cierto desdén. En realidad nunca ha estado apartada del mundo… Simplemente decidió vivir a través de las palabras, sintiendo olas multiorgásmicas con los poetas malditos franceses, una psicodelia sincrónica con la música apocalíptica de los 70 , una locura pasiva con los siniestros personajes del universo dostoievskiano y el realismo mágico de García Márquez. Ligia conocía muy bien a la humanidad. No necesitaba que nadie se la contara ni experimentar su trato diario. La había leído por entera, sabiendo bien de sus cóleras, miedos y locuras. Al temor de no poder enfrentarla, Ligia prefirió tan sólo, leerla y vivir a través de la escritura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s