Soledad y su leyenda

Cada vez la veo más lejana en medio de un vendaval sin fin por donde camina con pasos firmes. Ahora ya no puedo verla, sólo sentirla, respirar su aroma. Se ha ido y creo que para siempre. Aun tengo grabado en mi memoria cada momento vivido, cada sonrisa, cada lágrima, cada mirada de esos cristales negros oscuros que son sus ojos. Soledad se fue dejando una marca profunda en mi ser. Cada día siento una honda angustia al no tenerla cerca, me sofoco al recordar que ya no está conmigo. La necesito mucho peor ahora ni siquiera escucho su cálida voz, únicamente la tengo en mis recuerdos y en unas frías y apasionadas letras que releo en mi afán de recuperarla, de apoderarme de ella por unos segundos.
Soledad, enigma y transparencia, a veces me parece que no es real. Creo que soñé con ella y desde entonces no he podido sacarla de mi mente. Soledad eres belleza y nobleza. Es demasiado pensar que hayas existido en realidad. Has sido producto de mi mente que te ha idealizado y es en ese ideal que radica tu poder, tu enigma, tu leyenda…!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s